Surrealismo

Surrealismo

El surrealismo es un movimiento artístico fundado en 1944 por el escritor francés André Breton, quien elaboró el Manifesto surrealista. En las propias palabras del artista:

"Automatismo síquico en su estado puro, por el cual uno se propone expresarse verbalmente, mediante la palabra escrita o de cualquier otra manera, lo que realmente ocurre con el pensamiento."

En un principio se centraba en la literatura, sin embargo, rápidamente la nueva tendencia se reflejó en otras actividades como la filosofía, la cultura, y el arte pictórico. Aunque el manifiesto original no las contemplaba se asentaron y autodefinieron perfectamente en línea con la definición original de Breton.


El surrealismo en la pintura

De este modo el surrealismo encajó bien en la pintura, ayudado por el ambiente post 1era. Guerra Mundial, donde se querían romper los límites que la razón venía imponiendo durante siglos. El hombre estaba cansado de responder siempre los mismos cánones de creación, aquellos que siempre habían gobernado los estilos anteriores: belleza, realismo, racionalismo, lógica, iluminación, composición, equilibrio y color.

También ayudó al éxito del surrealismo, el hecho de que fue apoyado por grandes figuras del panorama artístico de la época, pintores que estaban muy cercanos al "pueblo", en lo político y lo cultural, ellos aprovecharon esta beta que auguraba grandes réditos para los que se elevaran junto al nuevo pensamiento.

En España el surrealismo presenta dos figuras principales, Salvador Dalí y Joan Miró. El Primero, dueño de una técnica irreprochable, se ganó a base de talento, el derecho a romper toda clase de reglas pictóricas y a la vez ser considerado un genio. Por la otra parte Miró, cultivó un estilo prístino, infantil, y más onírico si cabe. Ambos se consideran profundamente influyentes y son claves para entender el arte contemporáneo.


Cuadros surrealistas al óleo